¿Tienes dependencia emocional?
6 tips para superarla

¿Cómo son las personas dependientes?

La personas que tienen dependencia emocional se caracterizan por centrar su felicidad las demás personas. Dejan su estado emocional en manos de otras personas. No soportan los conflictos y harán cualquier cosa por evitarlos, aun cuando aquellos que hagan vaya en contra de sus propios valores.

Por eso, anteponen lo que quieren los demás a lo que desean ellos mismos. Prefieren sufrir ellos. Sufren por miedo a estar solos o por miedo a perder a la persona querida de ahí a que caigan de manera fácil en los chantajes emocionales.
Suelen sentirse culpables con la vida y creen que el bienestar de los demás depende de cómo ellos los tratan. 

No saben vivir sin la otra persona. Imaginan su vida vacía sin los demás.
No saben disfrutar de la vida sin el condicionamiento de los demás, qué dirán, qué pensarán, cómo puedo agradar más…

Cómo superar la dependencia emocional.

1. Toma consciencia.


Darte cuenta es el primer paso para poder tomar acción. Identifica si te pasa algo de lo que te he nombrado anteriormente. Si es así, empieza a tomar acción con los siguientes paso. No te preocupes si te ha pasado esto, no estás solo. Hay muchas personas que están en la misma situación que tú. Más de las que crees. En mis sesiones me encuentro muchos casos de dependencia emocional.

 

2. Invierte en desarrollo personal


La mejor manera de encontrar el camino hacia un lugar es ir acompañado de alguien que ya lo haya transitado y sepa cómo se va. Eso es lo que hacemos los Coaches, Mentores, etc. Acompañar a personas que no saben ir hacia su meta y facilitarles el camino que ya hemos recorrido antes. Te lo digo por experiencia.

 

3. Trabaja tu autoestima.

Para no depender de los demás tendrás que trabajar tu autoestima. Quererte y valorarte son pasos imprescindibles para poder practicar el desapego hacia los demás. Somos seres sociales y necesitamos relacionarnos, pero desde una perspectiva sana. Cuando la autoestima está dañada, te pasas a mendigar cariño a cualquier precio y eso no está bien para tu salud mental.

 

4. Aprende a decir que no.

Practicar tu asertividad también te será muy útil para empezar a dejar que los demás no controlen tu vida. desarrolla tu autocriterio y empieza a practicar la filosofía del “ME LA PELA” para que te dé igual lo que opinen los demás.

 

5. Disfruta de tiempo solo.

La mejor manera de no estar nunca solo es estar contigo mismo. Por eso, aprende a disfrutar de los momentos contigo mismo. Queda contigo para tomarte un café y disfruta de tu compañía. Verás que tienes muchas cosas que contarte. No caigas en distracciones mentales par evitar estar contigo mismo.

 

6. Hazte 100% responsable.

Culpar a los demás, y creer que ellos son los que traen desgracias a tu vida es el ingrediente principal de la dependencia. Por ello te propongo que trabajes tu responsabilidad. Que asumas lo que está dentro de tu área de influencia y lo que no está allí, se lo devuelvas a quien le pertenece. Hacer propios los problemas ajenos es una mochila demasiado pesada para tu camino. No la aceptes.

 

Te dejo un vídeo para que lo entiendas mejor.

 

https://youtu.be/FEyE3bd1K44

Te dejo también el archivo en formato audio para que también puedas escucharlo sin necesidad de tener que estar con el móvil encendido. También lo puedes descargar y escuchar tantas veces como necesites.

Deja un comentario si te ha gustado y comparte si crees que a alguien más le puede ayudar.

Gracias, Gracias, Gracias.