Aprende a meditar

Hoy quiero hablarte de unos de los recursos que me ha ayudado mucho en mi propio conocimiento y en mi propia regulación: la meditación.

 

Recuerdo hace mucho tiempo cuando oí hablar de la meditación por primer vez, creí que eso era cosa de los lamas tibetanos que estaban buscando la iluminación. Era como algo muy lejano para mí. Incluso recuerdo verme en pensamientos negativos hacia las personas que la practicaban.

 

Nada más lejos de la realidad ya que ahora me he convertido en una gran apasionada y practicante de esta rutina que aporta muchos beneficios a mi vida

Beneficios de la meditación

Hay un montón de beneficios asociado a la meditación pero yo quiero explicarte los que yo he notado personalmente.

 

  • Desde que medito estoy más relajada. Meditar aporta a mi vida este toque de paz que hace que las cosas después no me sienten mal. Me ayuda a mantener la calma con las situaciones cotidianas antes las cuales en el pasado me enfurecía o perdía los papeles. 
  • Tengo más orden mental. El espacio para meditar me proporciona tiempo para ordenar mi mente, me da perspectiva y me ayuda a tener más claridad mental.
  • Como consecuencia de estos dos factores he notado que tengo más memoria. Estoy más centrada y consigo recordar muchas más cosas que antes.
  • Mis emociones están más ordenadas también. He aprendido a perdonar, a dar las gracias y a amar lo que soy.
  • Todo ello también ha aportado mejor calidad de mi sueño, ya que no me llevo los “problemas” a la cama.
  • Han mejorado las relaciones con los demás ya que mi humos también ha mejorado.
  • Me siento mejor conmigo misma y muy satisfecha de cuidarme por dentro.

 

Cómo empezar a meditar

Al principio puede ser algo complicado implementar este hábito a tu vida porque no ves los beneficios de manera inmediata. Compruébalo por ti misma que con el paso del tiempo notarás que en general la calidad de tu vida va mejorando.

Para empezar te recomiendo que hagas meditaciones guiadas, cortas y buscando simplemente el estar presente aquí y ahora. Centra tu atención en la respiración. 

Seguro que vendrán a ti pensamientos, es normal, no pasa nada. Cuando aparezcan esos pensamientos déjalos ir sin más. Sin juicios, sin sentirte mal.. simplemente vuelve a tu respiración y déjate sentir.

Para que puedas empezar a meditar de dejo el vídeo y audio de la meditación que tengo para principiantes.

Si tienes alguna duda, deja un comentario y estaré encantada de ayudarte.

https://youtu.be/QQQyj4dtwQo

Te dejo también el archivo en formato audio para que también puedas escucharlo sin necesidad de tener que estar con el móvil encendido. También lo puedes descargar y escuchar tantas veces como necesites.

Deja un comentario si te ha gustado y comparte si crees que a alguien más le puede ayudar.

Gracias, Gracias, Gracias.